Cuanto más se aproxima el otoño, se vuelve más difícil conseguir a un técnico que revise tu sistema de calefacción en caso de algo vaya mal. Desde mediados de septiembre podrías esperar unos cuantos días o un par de semanas para obtener asistencia. Te sugerimos encender el sistema ahora, antes de que llegue el frío, para que puedas identificar inconvenientes a tiempo y puedas recibir ayuda rápidamente, en caso de ser necesaria. De esta manera, puedes tener la tranquilidad de saber que tu sistema de calefacción funciona bien y tu familia puede contar con una casa caldeada cuando llegue el invierno.

Esto es lo que recomendamos: