La humedad del aire en tu hogar

debería encontrarse idealmente entre el 40 y el 60 %.

No obstante, hay diferencias entre estancias: