¿Apagas las luces al salir de la habitación? ¿O cuando sales de casa? ¿Qué hay de la televisión o el estéreo? La mayoría de nosotros también los apagamos. Lo hacemos para poder ahorrar energía. Lo hacemos porque nuestros padres nos enseñaron que es importante. Aunque la importancia es clara, nuestros padres rara vez miraron los números. Apagar la luz es un buen gesto pero esto hace casi muy poca diferencia. Por lo tanto, si realmente queremos reducir el consumo de energía, la pregunta es ¿cómo?